La constitución del POSDR(b) como Partido Proletario de Nuevo Tipo

Origen y desarrollo histórico del Partido Obrero Socialdemócrata Ruso (bolchevique)

El marxismo penetra en Rusia en la década de los años 80 del siglo XIX. Es en el año 1883 cuando se forma el primer grupo marxista ruso, en el exilio, denominado Emancipación del Trabajo y formado por antiguos populistas entre los que destaca Plejanov. También en el mismo año se crea el primer círculo marxista en el interior de Rusia, creado por Blaogev en la ciudad de San Petersburgo. Durante toda esta década surgen círculos marxistas en diversas ciudades de Rusia cuya labor consistía en el estudio de la concepción proletaria del mundo, del marxismo. Entre estos grupos destaca el fundado por Brusnev (también en San Petersburgo en el año 1889), cuyo objetivo era la formación de los obreros más avanzados en el marxismo, por lo que este círculo constituye el primer intento en Rusia de fusionar el socialismo científico con el movimiento obrero.

Este último grupo es desarticulado en 1892 por la policía política zarista, la Ojrana, pero al año siguiente supervivientes de este grupo crean otro círculo marxista denominado “Círculo de los tecnólogos” (ya que en su mayoría estaba formado por estudiantes del Instituto Tecnológico). En octubre de 1893, a este grupo se uniría el que sería el líder del proletariado revolucionario ruso y teorizador del partido de nuevo tipo proletario, V. I. Lenin, que pronto destacaría por el hecho de dirigir la lucha teórica contra el populismo y el marxismo legal y por proponer la agitación entre las amplias masas obreras, puesto que hasta esa fecha la labor de los círculos estaba encaminada hacia la propaganda marxista entre los obreros avanzados, entre la vanguardia práctica del proletariado. El “Círculo de los tecnólogos” fue el germen de la futura Unión de Lucha por la Emancipación de la Clase Obrera (creada en 1895), que sería el primer embrión del partido revolucionario del proletariado al fusionar el socialismo científico con el movimiento obrero, y que llevaría a cabo el primer intento de agrupar a todos los círculos marxistas dispersos a lo largo y ancho de Rusia en una sola organización.

Durante esta etapa de formación de la vanguardia teórica marxista rusa, agrupada en círculos y grupos a nivel local, su labor consistía en el estudio y discusión del marxismo y de la propaganda de la ideología proletaria entre los obreros más avanzados y, junto con esto, libraban la lucha ideológica contra el populismo y el marxismo legal. Así vemos cómo la vanguardia marxista revolucionaria, cuyo origen social era la intelligentsia (ya que era la única capa social capaz de asimilar el contenido del marxismo), se forja en la asunción del socialismo científico y la lucha teórica contra las ideologías que en aquella época estaban en boga entre la vanguardia, es decir, el populismo y el marxismo legal.

El primero representaba los intereses de la pequeña burguesía campesina y empleaba como método de lucha el terror individual. El segundo representaba las aspiraciones de determinados sectores de la burguesía liberal que despojaban al marxismo de toda su esencia revolucionaria para quedarse solo con lo que beneficiaba a sus intereses de clase, es decir, los aspectos positivos del capitalismo. En un principio, los marxistas revolucionarios rusos encontraron un aliado entre los marxistas legales en su lucha ideológica contra el populismo, pero, una vez derrotado este, los marxistas revolucionarios pasaron a la ofensiva contra el marxismo legal.

Es en 1898 cuando se funda el Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia en su I Congreso en la ciudad de Minsk. El Partido lo conforman delegados de círculos marxistas de San Petersburgo, Moscú, Kiev y Ekateronislav, del Bund y de Rabochaia Gazeta. En el Congreso no se adopta ningún programa sino solo un manifiesto que había sido redactado por Struve, máximo teórico del marxismo legal. Además, se elige a un Comité Central que es detenido al poco tiempo por la Ojrana.

Al mismo tiempo que se da el proceso de unificación de la vanguardia marxista rusa, surge en su interior una desviación denominada economismo que defiende que el proletariado debe centrar su lucha en el ámbito económico para la conquista de mejores condiciones de vida. Contra esta desviación los marxistas revolucionarios han de desarrollar la lucha teórica, una lucha en la que juega un papel fundamental Lenin quien, después de leer el Credo (documento en el que se exponen las concepciones de los economistas), escribió como crítica al mismo Protesta de los socialdemócratas.

En 1900, Lenin entabla contacto con el grupo Emancipación del Trabajo con el objetivo de crear un periódico marxista para toda Rusia y para combatir las desviaciones oportunistas como el economismo, además de para unificar a la vanguardia ideológica en torno al marxismo revolucionario y elaborar un programa que proceda a la convocatoria de un nuevo Congreso del POSDR donde se adopte dicho programa. Este periódico se denominará Iskra y se publicará de 1900 a 1905, aunque a partir de 1903 estará en manos de los mencheviques.

En esta época previa al II Congreso, Lenin también publicará ¿Qué hacer?, una de sus obras más importantes donde crítica el economismo y señala las características organizativas del partido revolucionario del proletariado. Este periodo de lucha de dos líneas en el interior de la socialdemocracia servirá para que numerosos colectivos socialdemócratas del interior de Rusia se adhieran al marxismo revolucionario, abandonando para ello el economismo (esto se reflejará en la correlación de fuerzas en el II Congreso). El proyecto de programa para el futuro congreso fue elaborado en base a los anteproyectos redactados por Plejanov y Lenin.

Es en 1903 cuando se convoca el II Congreso y sus primeras sesiones son celebradas en Bruselas y, posteriormente,en Londres. Las tendencias que forman parte del II Congreso se pueden dividir en iskristas, dirigidos por Lenin; economistas y fracción del Bund y, por último, el sector vacilante que se encontraba entre ambos. El Congreso se dividió en dos partes, una primera en la que se discutió el programa y una segunda en la que se debatió acerca de los estatutos. En la primera, los iskristas se mantuvieron unidos y lograron que se adoptara su programa y la línea política defendida por Iskra, aunque aparecieron las primeras divergencias a través de la persona de Martov.

En la segunda parte del Congreso, la relativa a los estatutos, es cuando se produjo la divergencia entre los iskristas. El fundamento de esta divergencia era la consideración de quién se podía considerar miembro del partido. Mientras Lenin y Plejanov defendían que para ser miembro del partido había que estar integrado en una organización del mismo, Martov defendía que podía ser miembro cualquiera que se encontrara bajo la dirección de una organización aunque no formara parte de la misma. Lo esencial que subyacía a esto era la diferenciación entre partido de vanguardia y partido de masas. Martov, con su propuesta, lograría atraerse a una minoría de iskristas y logró el apoyo de los economistas y los bundistas, por lo que se aceptó su propuesta. Aun así, los economistas y bundistas se retiraron antes de que finalizasen las sesiones del Congreso, por lo que los iskristas encabezados por Lenin quedaron en mayoría (razón por la cual pasaron a denominarse bolcheviques), mientras que los iskristas encabezados por Martov quedaron en minoría (motivo por el cual se les denominó mencheviques) a la hora de elegir el Comité Central y un órgano Central, de los cuales Martov se negó a formar parte.

Este II Congreso significó la derrota de los economistas, pero surgió el menchevismo, que pasaría a ser el nuevo oportunismo en el seno de la socialdemocracia rusa, la cual heredaba las concepciones del marxismo legal y del propio economismo y contra el cual Lenin y los bolcheviques deberían desarrollar una lucha ideológica durante todo el periodo que desembocaría en la Revolución de Octubre.

Los mencheviques se negaron a acatar las directrices del Comité Central y formaron grupos socialdemócratas por su cuenta al margen de la mayoría del POSDR. Al producirse esto, Plejanov intentó mediar con los mencheviques y cooptó a mencheviques para los órganos de dirección y, finalmente, él mismo acabó formando parte de la fracción menchevique, por lo que la mayoría (los bolcheviques) quedó en minoría en los órganos de dirección del POSDR. En base a esto, en 1904 los bolcheviques crearon el Buró de Comités de la Mayoría (que cumplía las funciones de un Comité Central), creando además su propio periódico marxista, denominado Vperiod. El POSDR se encontraba dividido en dos facciones que en la práctica actuaban como organizaciones diferentes.

En enero de 1905, una manifestación obrera organizada por el pope Gapón, que reunió a 100.000 obreros en San Petersburgo que se dirigían al Palacio de Invierno para entregarle una serie de peticiones al Zar, fue reprimida a balazos causando la muerte de 1.000 obreros e hiriendo a 5.000. Es el inicio de la Revolución de 1905. Durante el desarrollo de esta revolución, el POSDR(b) se forjará como Partido Obrero de Nuevo Tipo.

Fue durante el transcurso de este proceso revolucionario cuando, a parte de dilucidar cuestiones tácticas que serían refrendadas en el III Congreso de ese mismo año, los bolcheviques consiguieron enraizarse entre las masas proletarias ganándose a los obreros avanzados y fusionándose con el movimiento obrero. Esto les llevó a crear -e introducirse en- numerosas organizaciones, entre las que destacaban las células de fabrica. En este época los bolcheviques dirigían y participaban en acciones revolucionarias de masas. En este sentido, cabe destacar el importante papel que jugaron los bolcheviques en la insurrección proletaria que se produjo en diciembre de 1905 en Moscú, que, aunque terminó en derrota, supuso un hito del proletariado revolucionario ruso.

En la constitución del POSDR(b) como partido de nuevo tipo se observa la primacía y dirección de la ideología y  la lucha de dos líneas como factores para la construcción de la vanguardia proletaria. Los primeros círculos marxistas formados por intelectuales se reúnen para estudiar y debatir sobre marxismo, estos forman la vanguardia teórica del proletariado, y libran la lucha ideológica contra las corrientes oportunistas en el seno de la vanguardia, en un primer momento el populismo y, más tarde, el marxismo legal. Posteriormente estos círculos se proponen formar en la concepción proletaria del mundo, en el socialismo científico, a los obreros avanzados, a los intermediarios entre la vanguardia teórica y las masas proletarias, es decir, la vanguardia práctica del proletariado. Cuando el economismo, el revisionismo, se convierte mayoritario entre los grupos socialdemócratas, es decir, a finales del siglo XIX y primeros años del XX, los marxistas revolucionarios y Lenin se centran en la lucha de dos líneas contra el oportunismo economicista a través del periódico Iskra y de la obra teórica leniniana para ganarse a la vanguardia obrera para el marxismo. En el II Congreso saldrá triunfador el marxismo, aunque en el mismo congreso, surgirá una nueva forma de revisionismo, el menchevismo, al cual los marxistas revolucionarios también combatirán ideológicamente a través de la lucha de dos líneas. Finalmente, la vanguardia se fusionará con las masas proletarias durante el año 1905.

Las enseñanzas del desarrollo del POSDR(b) para la vanguardia comunista en el Estado español

Las tareas actuales de la vanguardia marxista-leninista en el Estado español tienen diferencias sustanciales con las tareas de la vanguardia marxista en Rusia, debido a que actualmente aún está pendiente el análisis marxista del primer ciclo de la Revolución Proletaria Mundial (que se inició en 1917 y que terminó en derrota para el proletariado revolucionario y en la destrucción del Movimiento Comunista Internacional por parte del revisionismo), hecho que no se daba entre la vanguardia marxista de la Rusia de finales del XIX y principios del XX. A esto hay que añadirle la existencia de un movimiento obrero en ascenso  y que todavía estaba pendiente la revolución democrático-burguesa en la Rusia de la época, lo que exigía que los marxistas realizasen agitación entre los obreros para no quedarse a la zaga del movimiento espontáneo de las masas proletarias. Aun así, durante el periodo en el que el economismo era mayoritario entre la socialdemocracia, los marxistas revolucionarios se centraron en la lucha de dos líneas contra el mismo.

En la actualidad, el revisionismo también es mayoritario en el movimiento comunista del Estado español y, por lo tanto, la tarea inmediata que corresponde a los marxistas-leninistas es desarrollar la lucha de dos líneas entre la vanguardia para que el comunismo científico ocupe la posición hegemónica entre la vanguardia ideológica del proletariado y, además, para realizar el balance de la experiencia revolucionaria del primer ciclo de la Revolución Proletaria Mundial iniciado en 1917, todo ello con el objetivo de sentar así las bases para la construcción del movimiento revolucionario del proletariado, o lo que es lo mismo, para la reconstitución del Partido Comunista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s